12 reglas en Redes Sociales para políticos

Publicado en Cultura el martes 1, mayo, 2018

Por Laura Sainz

Hace cinco años, en mi primera experiencia de social media para gobiernos, desarrollamos un manual de reglas y recomendaciones para que lo adoptaran las y los funcionarios gubernamentales; éste documento se basó en algunas prácticas provenientes de España y Estados Unidos.

 

Sabemos que los medios sociales y sus plataformas digitales son una importante herramienta para interactuar con el público, entre los políticos, funcionarios y las dependencias; ofrecen la oportunidad de compartir información de interés en el momento justo y establecen una relación de empatía con los ciudadanos.

 

Sin embargo, es bueno recordar que la gestión de nuestra propios perfiles virtuales, es bastante similar a cómo nos conducimos en el ámbito físico, el primero no existe sin el segundo, y es recomendable aplicar también a nuestros mensajes de redes sociales, el sentido común, la responsabilidad, así como sopesar los costos y los beneficios de publicar tal o cual cosa.

 

Así, les comparto las siguientes sugerencias:

 

1) Sé responsable: TÚ eres PERSONALMENTE responsable del material que publicas (posteas), de la actualización y mantenimiento constante. Recuerda siempre que estás hablando como figura pública o líder de opinión, por ello debes ser muy cuidadoso con el contenido, toma en cuenta que aquello que emites será ampliamente difundido y permanecerá de manera indefinida en tu timeline de Twitter, biografía, historial, etcétera.

 

Todas las publicaciones deberán ser verdaderas, claras y precisas, con una fuente de información confiable.

 

2) Se honesto y transparente: Tu honestidad o deshonestidad dentro del entorno de las redes sociales será notada rápidamente. Se recomienda comunicar a los seguidores que un equipo de profesionales administran la cuenta oficial y los comentarios serán archivados o firmados cuando los emita el titular.

 

3) Corrige los errores rápidamente: Si cometes un error, admítelo. Adelántate y rápidamente brinda la información correcta. Si es apropiado, modifica un post que hayas publicado antes y deja en claro que has modificado el error.

 

4) Se respetuoso: Cuando estés en desacuerdo con la opinión de tus interlocutores, mantén la postura amable y respetuosa. No utilices términos difamatorios, ofensivos o insinuaciones perjudiciales y no incluyas lenguaje amenazante, obsceno, abusivo, explícito ni racista. No busques generar discusión, mejor busca provocar al diálogo.

 

Mantén una estricta relación figura pública/líder de opinión–ciudadano. No utilices el perfil de la cuenta para establecer otro tipo de relación con los usuarios.

 

5) Muestra relevancia y suma valor: Hay mucho contenido en el espacio de las redes sociales, la mejor manera en que llegues a ser leído es escribiendo aquellos temas de valor para las personas. La figura pública en cuestión deberá aportar tópicos de relevancia para los ciudadanos, la iniciativa privada y empleados estatales. Esta información deberá siempre fomentar el sentido de pertenencia, provocar la cohesión de la comunidad, así como actitudes positivas para con el Estado.

 

6) Apégate a tu área de experiencia: Promueve perspectivas únicas e individuales de lo que sucede en tu ciudad, municipio, distrito, etcétera, publica comentarios respetuosos y con trasfondo para informar, educar y comprometer a los ciudadanos usuarios. No te bases solamente en los comunicados de prensa, enriquece la información con fuentes paralelas.

 

7) Da el crédito por la información: Siempre asegúrate de otorgar el crédito intelectual por lo que compartes, para ello es apropiado utilizar los links que redireccionen a la fuente primaria en lugar de copiarlo en tu publicación y cita, por ejemplo en Twitter: “vía @Fulanito”.

 

8) Responde de manera pronta: Cuando lo hagas, es apropiado dar una respuesta en un tiempo puntual, es decir, si vas a permitir comentarios asegúrate de tener la cantidad necesarias de tiempo o community managers para revisarlos de acuerdo a las recomendaciones establecidas; por otro lado, designa un responsable para ser el portavoz de la la campaña o dependencia que encabezas.

 

9) Interactúa: Habla con los ciudadanos, lectores y seguidores de igual manera que lo harías con una persona por teléfono. Involucra tu personalidad para darle una voz y un tono a la institución que representas.

 

10) Nunca olvides a quién te diriges, utiliza un lenguaje sencillo y evita la jerga especializada y el uso de acrónimos; recuerda que el contenido está abierto para las respuestas, invita a interactuar, alienta a tu comunidad a que comenten tus publicaciones.

 

11) Acata las reglas de las redes sociales: Cuando abres un perfil en una determinada red social, automáticamente accedes a respetar los términos o políticas de privacidad de dicho servicio, por lo tanto, revísalas cuidadosamente.

Sé un buen ciudadano usuario de las redes sociales y los medios digitales y adhiérete a aquellas normas de etiqueta que no se encuentran por escrito, apela siempre a tu sentido común.

 

12) No olvides tus otras actividades: Si tienes más actividades paralelas al manejo o administración del perfil de tu Secretaría y/o Dependencia en las redes sociales, asegúrate de no descuidarlas ni de que éstas intervengan con el ejercicio diario de tus actividades.

Lo mismo aplica si se es titular de un departamento o cabeza de la secretaría, en cuyo caso se delega al equipo correspondiente la gestión de las cuentas y la responsabilidad de las mismas.