¿Qué estás pensando?

Publicado en Cultura el martes 1, mayo, 2018

Por: Marisol Fausto V.

¿Qué estás pensando?

Hace un par de años mi mejor estado era estar SOLTERA.

¡Oh yea!

–       Calzones de abuelita no pican ni calan

–       La fiesta se acaba cuando Yo quiero

–       Como lo que sea y no tengo que compartir comida

–       Con mi familia tengo

–       Disfruto del sexo

Ahora, mi mejor estado es…

No es total felicidad la respuesta, puesto que para la mayoría de mis amistades, y mi persona, nuestro estado hoy en día es padecer de miomas uterinos o formar parte de la incidencia en aumento del Síndrome de Ovario Poliquístico, lo cual nos lleva a citar que nuestro mejor estado es Cuidar de mi salud, crucial para mi generación.

–       Hoy como más verde

–       Balancear mis comidas: el objetivo

–       No más vicios

–       Pienso en positivo

No pondré en tela de duda que para Ustedes lectores la situación puede ser la misma o con esto, darse cuenta de que puede ser la realidad de la mayoría de las mujeres de su entorno social.

Rebobinando – es decir, regresar un poco a este tema de salud- nos estamos refiriendo a uno de los problemas más frecuentes de la salud reproductiva de la población femenina, del cual se calcula que una de cada cinco mujeres en el mundo –estadística válida para México- desarrollará este padecimiento a lo largo de su vida.

Usualmente sin contar con un diagnóstico ni tratamiento, sino hasta varios años más tarde de sufrir los síntomas.

–       ¿A qué nos referimos?

A unas bolas de masas y líquido que se alimentan de uno mismo, como un aliens sin desear salir, algo así.

Les juro que no es ciencia ficción

Está bien, lo pondré más claro, a la carga de tumores ‘benignos’ en el útero nombrados miomatosis (miomas uterinos); problema de salud que 4.5 millones de mujeres padecen en México y del cual, el 50% de los casos son asintomáticos, pero el padecimiento igual puede tener consecuencias graves, ya que el 10% de los casos se asocian como causa de infertilidad.

Asimismo, hablamos de su pariente familiar que en México, entre 6 y 10 por ciento de las mujeres en edad reproductiva lo padece: Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP).

Enfermedad en la que existe un desequilibrio de hormonas sexuales (híper alocadas ¡Oh, Boogie Oogie Oogie!) y que por tanto, provocan cambios en el ciclo menstrual = quistes = dificultad para quedar embarazada, y, en el peor de los casos, cáncer de matriz.

–       ¿A qué se debe?

Muchos dirán que es por la pésima calidad en los alimentos, otros tanto lo podrán adjudicar al estrés del andar del día a día, a las píldoras anticonceptivas, herencia genética familiar, y así mil aspectos.

Lo cierto es que el saber es nuestra oportunidad única de alcanzar un gran número de mujeres sanas, con la posibilidad de influir en la salud de las próximas generaciones.

Pongamos énfasis en la prevención de enfermedades propias de la mujer, desde la adolescencia hasta el climaterio, apoyándolas en su rol productivo y creativo en cada etapa de su vida.