Como se extraña a Heberto.

Publicado en Debate el martes 13, junio, 2017

 

Isidro Galicia/ÁGORA DEBATE.

Debido a la diáspora de la izquierda en México, ante ese escenario, irremisiblemente se evoca la figura de Heberto Castillo.

El acto más demócrata de la segunda mitad del Siglo XX, lo personificó don Heberto, al ceder la candidatura presidencial a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, para las elecciones de 1988.

Aquellos años de autoritarismo político y de nula competencia electoral, el movimiento democratizador, antecedente de lo que hoy es el PRD, logró lo que nadie hasta ese momento, derribar la hegemonía partidista del PRI.

Heberto Castillo, con sus acciones y actos, comulgó con la persistente idea de unificar a las izquierdas.

De hacer de México un espacio abierto para las libertades. Con un espíritu nacionalista a toda prueba y defensor férreo de la soberanía.

Cierto, eran otros los tiempos, pero los desafíos son los mismos.

Morena y Andrés Manuel López Obrador, definieron cancelar la posibilidad de unificar a las izquierdas, de cara a los comicios presidenciales del 2018.

Aunado a ello, el PRD fortificó sus argumentos en contra del líder de Morena.

Éste hecho, configuró un nuevo escenario de división, encono y confrontación.

La izquierda en México se fragmentó. Derivado de las profundas diferencias ideológicas y políticas de sus actores y dirigentes.

La sinrazón se impuso. Hoy, la izquierda se encuentra a la deriva, mientras tanto, el régimen observa con beneplácito el rompimiento político.

Una de las mayores contribuciones para la izquierda del país, lo aportó Heberto Castillo.

Su activa participación en los esfuerzos por pacificar el estado de Chiapas, y por su puesto la declinación política por Cárdenas.

siendo un hombre de izquierda, la entendía no como una filosofía, una religión ni un dogma, sino como una actitud ante la injusticia y la desigualdad social.

Hoy, su ejemplo y legado político se olvido.

El futuro de la izquierda es incierto, a casi un año de la elección presidencial del 2018.

En estos momentos de aciago ideológico, como se extraña a Heberto.