Obrador y Elba, el pacto implícito.

Publicado en Debate el martes 9, abril, 2019

ÁGORA DEBATE/ Isidro Galicia.


Morelia, Mich.- La aparición en la arena pública de Elba Esther Gordillo coincide  en un momento de aspereza entre el presidente  de México,  Andrés Manuel Lopez Obrador y los integrantes de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE).

Son varios los mensajes que Obrador ha enviado a los maestros denominados de la corriente democrática magisterial. Los amagues del presidente Se suscriben en una sistemática oposición de la CNTE por la propuesta de reforma educativa, que se encuentra en un compás de espera en la Cámara de Diputados, debido a las presiones y rechazo de los maestros de la coordinadora.


Mientras la CNTE mantiene posturas irreductibles y de confrontación con el Gobierno de la 4 T, Gordillo se perfila para ocupar un nuevo protagonismo en el sistema educativo nacional, quizá como aliada del régimen de López Obrador o como un contrapeso auténtico de la corriente democrática.

Cualquiera que sea el escenario, el presidente de México muestra signos de hastío y de impaciencia con la CNTE. La promesa de reformar el texto constitucional en materia educativa, ha sido un incentivo insuficiente para los maestros, que desea ahora, endurecen las medidas para presionar a Obrador y a la Cámara de Diputados.

Ante el anuncio de Gordillo Morales de competir una vez más por el liderazgo de la SNTE, las piezas del ajedrez se mueven a favor de Obrador. Es decir, sí la maestra Elba Esther recupera el control del sindicato asumirá su papel pactista y negociadora como en el pasado, aliada que no sería despreciable en un contexto imbricado por las permanentes amenazas de la CNTE que pretenden condicionar y arrodillar al gobierno de Obrador.

Sí el ala magisterial democrática insiste en oponerse y ser un obstáculo para que las políticas educativas avancen en el régimen obradorista, el aliado natural del gobierno de México sería la maestra Gordillo. Es posible que la CNTE, sin planteárselo, sea permisivo con el empoderamiento de un personaje con un pasado obscuro y que podría constituirse como un eslabón político neurálgico para el sexenio de la cuarta transformación.

En los regímenes panistas situada como indispensable y castigada durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, actualmente propiciado por un escenario condicionado y conflictuado por la CNTE, Andrés Manuel López Obrador coloca en un plan b la presencia de la maestra Elba Esther y como una probable aliada hacia un futuro no muy lejano.  

Los aliados electorales de Obrador hoy son los oponentes que complican la consecución de la derogación de la ley d educación. Una promesa de campaña sin cumplirse y saboteada por los actores más endurecidos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

En la 4T todos son necesarios, pero nadie indispensable.

Incluida a la CNTE.