Beltrones: el IQ del PRI

Publicado en Debate el jueves 27, abril, 2017

Isidro Galicia/ Ágora Debate

 

A Manlio Fabio Beltrones Rivera le favorece estar fuera del círculo gobernante.  Con el desacreditado gobierno de Enrique Peña Nieto, Beltrones se sitúa en un escenario más elástico para el diálogo y la negociación política con las diversas fuerzas partidistas del país. Sabe que el futuro electoral del PRI se encuentra en vilo, en abierta indefinición del resultado hacia la elección presidencial del 2018.  El tiempo es sumamente corto, para una conversión casi milagrosa del partido gobernante.

Desde la salida de Beltrones de la dirigencia nacional del PRI, después de las elecciones del 2015, el exgobernador de Sonora, ha expresado razonamientos políticos, quizá con destinatario. Uno de ellos, la urgencia de conformar gobiernos de coalición en México, de dotar a los gobiernos electos de mayor legitimidad social. A partir de éste argumento, el exsenador, se proyecta como un político abierto a las ideas, como un reformista del sistema político mexicano, aunque en funciones como legislador, nunca provocó reformas de hondo calado.

Es cierto, Beltrones se encuentra fuera de la esfera del poder. De los reflectores mediáticos y de la sobrexposición pública. Su aparente distanciamiento con el régimen peñista, al menos desde lo público, le ha permitido regenerarse en lo político.  Reconstituirse como un activo del PRI fuera de él. Como un personaje matizado de independencia, alejado de los errores de sus correligionarios; es decir, observa con reserva la demolición en la credibilidad política de su partido. Todo ello, a poco más de un año de la elección presidencial.

Es probable que, al interior del PRI, Beltrones mantenga un fuerte liderazgo, incluso, más que el propio presidente de la República. Las corrientes ideologizadas que se deslizan como arena con absoluto sigilo, estiman la posibilidad de que Beltrones profundice una  reforma a la vida interna del PRI.  No obstante, las fuerzas tecnócratas que dominan la burocracia partidista y que muchas de ellas, se encuentran en espacios notables en el gobierno federal, tratarán  de evitar una colisión política que desfonde las escasas probabilidades de retener el poder federal.

Beltrones jugará un papel estratégico en el 2018. Dentro o fuera del PRI. Moverá fuerzas políticas para uno u otro candidato. Si bien, el pasado político de Beltrones lo acusa, es un personaje que conoce a la perfección los resortes del poder en México.  Más allá de lo controversial que puede ser su paso en la política mexicana, Manlio Fabio Beltrones avizora tiempos difíciles   para el tricolor. Su propuesta democratizadora de un gobierno multipartidista, podría ser la tabla de salvación para el PRI, ante el naufragio electoral que se avecina. El IQ del PRI sabe lo que pasara en el 2018.