Condiciona crimen organizado reelección de alcaldes en Michoacán.

Publicado en Debate el miércoles 27, diciembre, 2017

 

Isidro Galicia/ÁGORA DEBATE.

El poder fáctico del crimen organizado en Michoacán, será un actor central de los comicios locales en el 2018.

Los alcaldes michoacanos se encuentran en una profunda disyuntiva, de presentarse a la reelección, o en su caso, desistirse de la aspiración electoral del próximo año.

La tierra caliente, es una de las zonas de más apremio en materia de seguridad, donde los eventos violentos se registran con persistencia y que colocan a Michoacán como una de las entidades de mayor riesgo en un contexto político.

Hoy, los alcaldes en funciones que habrían expresado la intención de participar en las elecciones locales del 2018 para la reelección, desistirían debido a la serie de presiones  que son objeto por parte de las células criminales que operan en esa zona de la entidad.

Y aunque las autoridades del gobierno de Michoacán, han reiterado en más de una ocasión el exhorto a las autoridades locales denunciar o no coludirse con los grupos delictivos, lo cierto  es, que los alcaldes gobiernan bajo amenaza y en el absoluto desamparo legal.

Actualmente, son varios los alcaldes de la región de la tierra caliente que se encuentran azorados por células criminales; que en el afán de obtener el control territorial de los municipios y el monopolios de los delitos, hoy las alcaldías se han priorizado como  piedra angular para, desde la institución, colocar personajes a fines a sus intereses financieros.

Sin embargo, la injerencia abierta de los grupos factuales del narcotráfico en los procesos electorales municipales, no solo condiciona la actividad económica, social y política del ámbito municipal, sino, que inciden en los propios procesos democratizadores de la vida municipalista.

Más allá de los procesos internos partidarios, las células delictivas se sitúan como el gran elector del desarrollo político de los municipios michoacanos.

Su presencia incide en la decisión de los actores  políticos, en la propia reconfiguración de los mapas políticos locales y en la conformación de  atípicas fuerzas partidarias desde lo local.

La construcción de una democracia auténtica, además de los factores políticos, hoy se encuentra en vilo debido al elemento criminal, que desde ahora, imponen su influencia para determinar quiénes serán los candidatos a las presidencias municipales en Michoacán.

Mientras tanto, el gobierno de Michoacán, solo se remite a los llamados públicos para que los alcaldes no pacten con los criminales; una labor inocua y que solo exhibe la debilidad institucional  de una autoridad estatal rebasada.

El 2018 será un año de riesgo para los alcaldes.

La reelección condiciona la seguridad de los ediles y su vida misma.