El futuro de Maduro.

Publicado en Debate el martes 13, febrero, 2018

En la imagen el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Héctor Tenorio/ÁGORA DEBATE-INTERNACIONAL.

Las presiones internas y externas que padeció Venezuela el año pasado terminaron fortaleciendo a Nicolás Maduro.

Su grupo cercano consideró que era preferible adelantar las elecciones para el próximo 22 de abril y la campaña durará escasos16 días.  Resulta comprensible que entre las filas del chavismo exista incertidumbre sobre lo que sucederá.

El objetivo del gobierno es aprovechar el efecto de los triunfos de su partido del pasado 31 de julio y 15 de octubre y la debilidad de los opositores quienes se mostraron inconformes con la fecha y no han definido si participarán. Ellos están hablando de un fraude anticipado, en política quien recurre a la figura del fraude es porque se siente abajo en las preferencias electorales.

El mandatario lanzó el movimiento Somos Venezuela con lo que busca consolidar su identidad dentro del chavismo y desmarcarse de los enemigos internos. El resultado electoral del año pasado no garantiza la reelección de Maduro. Aunque si lo sabe administrar y logra mejorar la situación económica en forma mínima podría quedarse otros cinco años.

Del otro lado de la trinchera, Washington está tratando de fortalecer un frente contra Maduro con sus aliados en América Latina. El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, está sondeando con sus socios latinoamericanos el apoyo que tendría un posible embargo petrolero contra la nación sudamericana.

La Casa Blanca usará todas sus herramientas políticas, económicas y diplomáticas para intervenir en el proceso electoral. Ha habido más de 50 sanciones que EU aplicó en el año sobre individuos venezolanos y el sistema financiero de ese país.

En la próxima Cumbre de las Américas a celebrarse en Lima, Perú, el 13 y 14 de abril, los gobiernos enemigos al régimen venezolano terminarán de definir las accione que asumirán antes y después del proceso electoral.

Es posible que países como Argentina, Colombia, Perú, España Estados Unidos entre otros desconozcan los resultados electorales. Si el presidente se reelige la presión de Washington aumentaría en contra de México, el objetivo sería evitar un corredor de gobiernos de izquierda.

Se va a recrudecer la guerra sucia contra Andrés Manuel López Obrador lo intentarán vincular con el gobierno venezolano. Las imágenes negativas que veremos los mexicanos del país sudamericano quieren desalentar el voto por Morena.

El embargo petrolero contra Venezuela será una realidad con el triunfo de Maduro, el objetivo es lograr un estallido social. De mayo a octubre el régimen chavista –madurista será totalmente asediado. Luego habrá que esperar cómo se desenvuelve el proceso electoral en Estados Unidos.

Vale la pena reflexionar sobre el pensamiento del líder de la Causa R Alfredo Maneiro, el 2 de febrero de 1974 junto con otros politicos dio a conocer un manifiesto que buscaba lograr la reducción de la producción petrolera.

“Tenemos la intención de subrayar el carácter petrolero de nuestro problema nacional y, por ello mismo, insistir en la condición nacional de nuestra política. Para intereses internacionales bien definidos, Venezuela es y vale petróleo, pero, dados ciertos cambios mundiales, esta condición petrolera puede devenir debilidad o fuerza nacional”.

Sobre los efectos negativos del rentismo dijo lo siguiente. “El efecto corrosivo de una abundancia fiscal que no está asociada directamente, ni con el trabajo de los venezolanos, ni con las luchas y en consecuencia con la conciencia de la nación”.

Él llamó a no ahogarse en dinero, le hicieron un vacío político. Recordemos que el modelo económico venezolano depende del petróleo desde la IV República (1959-1998), la cual se hundió por la corrupción y su falta de compromiso con las clases sociales más desprotegidas. En la era del chavismo se compraron conciencias que hoy se dicen críticas y militan en la oposición. De ese tamaño es el reto de Maduro.

Fragmento de la conferencia dictada por Héctor Tenorio Muñoz Cota el 7 de febrero de 2018, en la Ciudad de México.