Meade: Un candidato “antisistema”.

Publicado en Debate el miércoles 29, noviembre, 2017

 

Isidro Galicia/ÁGORA DEBATE.

El PRI ungió a Meade como el arquetipo político de un candidato ciudadano.

Cobijado por la liturgia del poder y del partido en el gobierno.

Meade será a partir de hoy un personaje confeccionado desde la retórica oficialista de los medios de comunicación.

Los discursos, la semántica y los argumentos serán elaborados con matices de un mensaje empático y acorde a las circunstancias actuales.

El candidato de las causas sociales, el personaje que renovará la expectativa de millones de mexicanos o el mesías de la economía nacional.

Desde este momento, el hoy ex secretario de Hacienda entrará a un escenario de la narrativa mítica, como el hombre que desafió las poderosas cúpulas del PRI para colocarse como el candidato de los mexicanos.

Aquel, que retó a todo estamento político y económico del grupo de Atlacomulco, para que termine con la impunidad, corrupción y la violencia.

Un alud de cualidades, de anécdotas y de pistas ficticias que colocarán al candidato del PRI como el renovador de la moral y de la política priista.

El cinismo del PRI nuevamente desafía la memoria colectiva de los mexicanos. La inteligencia de los electores estará una vez más a prueba en el 2018.

Los agravios de Enrique Peña Nieto serán cosa de un pasado inmediato; hoy, José Antonio Meade será el candidato que revigorice la estructura de un PRI desacreditado por la profunda corrupción de ex gobernadores y del propio presidente de la República.

A siete meses de los comicios presidenciales, Peña Nieto se decidió por un tecnócrata.

Por un hombre que a lo largo de 25 años se ha situado en la burocracia federal. Aunque más visible en losa sexenios de Felipe Calderón y en el actual gobierno de la República.

Meade  será forjado en el sentimiento del rechazo de los ciudadanos contra el tricolor. Será el candidato antisistema.

El PRI ya tiene un sucesor.

El aparato de Estado está en marcha.