Selección Mexicana: El mito del mejor.

Publicado en Debate el viernes 30, junio, 2017

 

Isidro Galicia/ÁGORA DEBATE.

 

Una construcción semántica exacerbada difumina la realidad.

La esconde y la sobredimensiona.

A lo largo de seis justas mundialistas de futbol de (1994-2014), el seleccionado mexicano ha asistido a estos certámenes, bajo la consigna proverbial de ser el mejor.

Incluso de romper los miedos míticos del quinto partido.

Como una marca privada, y al final, como un producto comercial, la infraestructura deportiva es sustituida por los ingresos y ganancias.

No hay un plan rector en lo humano, deportivo y social.

Que incube patrones, hábitos y conductas ganadoras en la niñez y jóvenes.

Hoy, el espejismo del mejor se vuelve a romper.

La desesperanza futbolística vuelve a invadir el ánimo del aficionado mexicano.

El golpe moral a la afición y económico a los dueños del futbol, es la reedición de un nuevo capítulo del engaño deportivo, cíclico e inmoral.

Pero el monopolio del futbol en México está diseñado para eso: Solo para perpetuar un rentable y jugoso negocio.

Los resultados son los menos importantes.

Como cada cuatro años, México asistirá al mundial de Rusia 2018.

Las expectativas del mejor, serán sostenidas a base de campañas y de ruido deportivo.

Comentaristas oficiosos, venderán una vez más la idea de un futbol y un equipo del primer mundo.

Los intereses políticos, en medio de un escenario electoral, será un medio propicio de la manipulación, del distractor que sitúe a los ciudadanos en el mapa mental de la trivialidad y de lo insustancial.

Como cada ciclo mundialista, el resultado será el mismo.

El fracaso, como la fotografía deportiva imperecedera.

Quizá sea el tiempo de que el aficionado y ciudadano mexicano, se vea en el espejo de un país, y no solo del futbol.

Construir una historia, legado y trayectoria deportiva como los alemanes, no es una consecuencia fortuita y casual.

Acabar con el mito del mejor, solo será posible con un mejor país.