Silvano: Y el golpismo militar.

Publicado en Debate el lunes 14, agosto, 2017

 

Isidro Galicia/ÁGORA DEBATE.

Recurrentes son los dislates verbales del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

Como deporte léxico, el mandatario se encuentra en una fase de extravío ideológico y ahora político.

Sus ocurrencias discursivas y sus propuestas caen en lo inimaginable e ilógico.

Su apuesta presidencial se diluye en la nada. Su aspiración nunca se fincó en un programa político con alcances nacionales.

Por decir lo menos algo serio.

El agotamiento de un régimen y la gobernanza con las mayorías, fueron argumentos insustanciales para el grueso de la población mexicana.

A base de adquirir pautas publicitarias en medios de comunicación nacional, revistas y la asistencia a foros políticos de su partido, a costa del presupuesto estatal, intentó colocarse en el ánimo de la sociedad y de los militantes.

Con resultados desalentadores en materia de posicionamiento político, Silvano pretende mantener vigente su aspiración presidencial en el debate nacional, con declaraciones absurdas y fuera de todo contexto racional.

La reciente declaración del mandatario michoacano, al proponer al general Salvador Cienfuegos Zepeda, como aspirante para encabezar el Frente Amplio Democrático (FAD), mueve una serie de especulaciones y extrañezas.

Además de mostrarse ignorante de la historia de las dictaduras militares en América Latina, regímenes que asesinaron a los grupos opositores, recuérdese a Argentina, Chile y Brasil, la promoción de un general para postularlo como aspirante a la candidatura presidencial del FAD, en un país como México, donde la crisis en materia de los derechos humanos es dramática.

Y en donde las acusaciones en contra del Ejercito Mexicano, por violaciones a los derechos humanos, han sido constantes, y los casos en su mayoría quedan en la impunidad.

Silvano, se encuentra en una abierta fase de desesperación política. No pintó en el FAD. La apuesta presidencial fracasó.

La propuesta de Cienfuegos es un signo claro de su apresuramiento por visibilizarse.

Sería mucho mejor que anunciara la retirada.

Por salud política de él y de Michoacán.