La unidad, traición y la revancha flagelos del PRI: Mario Magaña.

Publicado en Pública el miércoles 23, agosto, 2017

 

Isidro Galicia/ÁGORA PÚBLICA.

Fotogarfía: Erick Sánchez.

Retirado de los reflectores públicos, pero aún observador de los escurridizos escenarios políticos de Michoacán y de México, Mario Magaña Juárez, vive un retiro momentáneo de la vida política.

El oriundo de la localidad de Santa Gertrudis del municipio de Zacapu, militante conspicuo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el dos veces diputado local, opina de los desafíos de su partido para el 2018, del mítico dedazo y de las reformas a los estatutos del tricolor.

Directo y sin cortapisas, el político zacapense afirma que el PRI tendrá, “por sobrevivencia política” ir en unidad. “El principal reto a vencer del PRI es la unidad interna; es el principal flagelo que el partido ha venido arrastrando en sus derrotas la ausencia de unidad, la traición y las revanchas”.

Como parte de la vieja guardia priista de Michoacán, Mario Magaña fustiga a los políticos que no atendieron el proceso evolutivo de la sociedad actual, incluso a los del PRI, Aunque reconoce que la gente está molesta y está enfadada con todo lo que sea gobierno y de todos los partidos políticos, acepta que respecto al PRI “sí, la gente tiene un sentimiento en contra del PRI, porque siente que le ha fallado”.

Con un llamado a un gran diálogo entre las fuerzas políticas del país y del estado, Magaña Juárez puntualiza que los actores políticos deben resarcir el gran daño que le han provocado a la política mexicana. “La política es una actividad de servicio público, y esto se ha desvirtuado en los recientes años”

 

 

En torno al proceso electoral federal del 2018, Mario Magaña reflexiona respecto a los procedimientos internos del PRI.

Considera que el presidente de la República, por tradición, influía en la sucesión presidencial en el llamado “tapado”, sin embargo, el priista advierte que el candidato del PRI para los comicios presidenciales debe emerger y ser ungido a partir de un profundo consenso y acuerdo con los diversos sectores del partido.

Luego de asignarle la trascendencia del candidato presidencial, Mario Magaña confía que el presidente de la República tenga una participación “pero bajo un esquema de respeto y conciliación con la militancia”.

De las reformas estatutarias del PRI en la reciente Asamblea Nacional, Magaña Juárez, rechazó que las reformas sean un traje confeccionado a la medida para algún aspirante presidencial. “El PRI ha impulsado en otros momentos reformas, considero que los cambios estatutarios, además de impulsar una apertura política hacia la sociedad, fortalecerán la unidad del partido”.

Contrariado con aquellos militantes que le fallaron a la sociedad y a la militancia – el caso Javier Duarte, entre otros-calificó como hechos que “lastimaron” la imagen del partido, pero ataja “no a la institución partidista”.

Con una formación tradicional priista, Mario Magaña, pide al PRI y a sus militantes reconquistar la voluntad y confianza de la sociedad, “y a quienes dejaron de creer en el PRI”.

“No dudo del trabajo de un PRI ordenado, con estrategia, con métodos y siguiendo sus estatutos al pie, y dirigiéndose a los ciudadanos con respeto, hablándoles con la verdad y reconocer los errores que se han cometido, para de ahí partir”.

Sin descartar escenarios y condiciones políticas para retornar a la vida pública de Michoacán, Mario Magaña se despide, sin antes advertir, “El PRI competirá en el 2018 y confio en que ganaremos la presidencia de la República”.