El cromosoma de la corrupción

Publicado en Pública el jueves 13, abril, 2017

Isidro Galicia Ramos/ Ágora Pública

Concebido como un hábito de la cultura mexicana o una pandemia social que socava el propio sistema democrático de México, la corrupción se mueve con sigilo en las entrañas del poder político, público y en las propias entidades gubernamentales. En el congreso de Michoacán, se analiza el proyecto de decreto denominado Sistema Estatal Anticorrupción, que, de acuerdo a sus progenitores legislativos, este fenómeno de la corrupción, “lacera a México”. Mientras tanto, la dirigencia estatal del PAN, califica a la iniciativa como “un proyecto que nacerá sin dientes”.

 

De acuerdo al diputado del PRI en el Congreso del estado, Mario Armando Mendoza Guzmán, impulsor de la iniciativa, con un grupo plural de legisladores, argumentó, que será una entidad autónoma, “donde para su integración, se  emitirá una convocatoria y el resto de sus integrantes serán elegidos a través de las universidades”. El legislador del PRI,  puntualizó que el congreso del estado no participará en la conformación del Comité Ciudadano, ni en su evaluación para la integración, figura contemplada en la propuesta legislativa.

Tras destacar de las sanciones penales y administrativas, en caso de aprobarse la iniciativa de ley, que de acuerdo a Mendoza Guzmán,  debe quedar decretada a más tardar el 19 de julio, confió en que éste proyecto de ley quedé aprobado por el Pleno del Congreso del estado. De acuerdo al integrante de la bancada del tricolor, se deberá reformar, adecuar y crear un marco jurídico que sustente la implementación del Sistema Estatal Anticorrupción. Armando Mendoza, reconoció que la corrupción es un problema que lacera a México, “es una subcultura, es un problema muy arraigado, que debe ser paliado con  marco regulatorio y sancionador”.

Para la dirigencia del Comité Directivo Estatal del PAN en Michoacán, a través de su Secretario General, Javier Estrada Cárdenas, es una iniciativa que carece de mecanismos de sanción. “Es lamentable,  que no se le de los instrumentos necesarios a éste sistema para que tenga la capacidad de sanción, solamente de emitir recomendaciones del Comité Ciudadano, la verdad no es un gran avance”. “El PAN-afirmó Estrada Cárdenas-  estará pugnando quien encabece el Sistema Estatal Anticorrupción en el estado, tenga capacidad para sancionar”.

Javier Cárdenas, aseguró que urge retomar la esencia de la política, “mientras permea la corrupción estaremos alejado de una mejor calidad de gobierno, de servicios, también genera incertidumbre en el estado de derecho”.  “Actualmente,  tenemos sanciones específicas en el código penal, pero son complacientes con el tema de peculado y cohecho, reparando el daño, no pasa nada, se debe legislar de forma más enérgica”.

Como el ADN mexicano, la corrupción se sitúa en un punto estratégico en la agenda pública nacional y de Michoacán. Partidos políticos no responden a un criterio básico como la moral pública para atender un tema que  socava el sistema democrático mexicano, y que atenta contra los valores de la transparencia y  rendición de cuentas, dos herramientas fundamentales de Estados fuerte democráticamente y que propician la confianza de la ciudadanía en los asuntos de lo público. El cromosoma de la corrupción se expande como un cáncer social, que con gradualidad debilita la vida pública de México.