El hartazgo social, un nuevo actor electoral en 2018: Cristóbal Arias Solís.

Publicado en Pública el martes 30, enero, 2018

 

El gobierno federal debe garantizar un proceso y una elección limpia, advierte.

Isidro Galicia/ÁGORA PÚBLICA.

Como uno de los péndulos políticos neurálgicos de la corriente democratizadora de los años 80´s en Michoacán a lado de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Porfirio Muñoz Ledo, el hoy precandidato de Morena al senado de la República, Cristóbal Arias Solís, afirma que, ante la experiencia electoral del pasado, “la democracia mexicana se encuentra debilitada”.

El pre candidato a un escaño senatorial por Morena asegura preocuparse por los organismos electorales, “no dudo de su capacidad profesional de sus integrantes, sino, de las cuotas de los partidos políticos”.

“A mí me preocuparía si hubiese una intromisión del gobierno federal, como de las direcciones de los partidos, que se repartieron las cuotas en el INE; yo esperaría efectivamente que se demostrara en los hechos su absoluta imparcialidad en su proceder”

Tras terminar una reunión con simpatizantes e integrantes de Morena en su casa de pre campaña en la capital del estado, Arias Solís, consideró que el órgano electoral federal debe generar “confianza y certidumbre durante los comicios”

Sin embargo, ante los controvertidos resultados electorales, principalmente del 2006 y de 1988, el originario de Churumuco, alerta y advierte: “Tenemos que estar atentos y pendientes como ciudadanos del proceso electoral”.

El ex senador de la República de la 57 Legislatura apunta que la demanda al propio gobierno federal, “es que garantice una elección y un proceso limpio, sin intromisiones como se dio en el EDOMEX que cargaron todo el aparato del estado en la elección”.

Nuevos actores y aliados.

Para Arias Solís, a diferencia de 1988, 2006 y 2012, “estamos ante toda una gran posibilidad de lograr una transición política, en donde podamos profundizar y lograr una calidad en la vida democrática del país”.

El militante de Morena destaca que un actor social que se asoma en el escenario electoral del 2018 es “el hartazgo social, frente al actual sistema político predominante; hay un mal humor de la mayoría de los mexicanos, por los mediocres resultados del gobierno, es inconformidad social es el catalizador de Andrés Manuel (López Obrador)”.

Cristóbal Arias opina que esa inconformidad social se está canalizando afortunadamente de forma civilizada, legal, político y pacífica. “Las condiciones son distintas a lo que sucedió en el 88 y en el 2006, hoy advierto a una sociedad más madura”.

En su oficina y amueblada de forma austera, el precandidato a legislador federal, considera que se advierte un escenario diferente en el 2018, “hay un acercamiento simpatía y participación de algunos miembros destacados del empresariado, se ha logrado generar condiciones muchos más favorables que en el pasado”, concluye.