En ocasiones se ensaña la naturaleza, Jojutla es un ejemplo: César Chávez.

Publicado en Pública el miércoles 27, septiembre, 2017

 

Isidro Galicia/ÁGORA PÚBLICA.

 

A poco más de 24 horas de abandonar una de las zonas más devastadas, Jojutla, considerada como la zona cero del evento sísmico del pasado 19 de septiembre, deja en el alcalde de Apatzingán, César Chávez Garibay, una experiencia “que no olvidará”;ante lo que califica como una saña de la naturaleza en contra de un pueblo.

Luego de acudir al estado de Morelos para asistir con víveres, medicamentos y ropa a la población damnificada del municipio de Jojutla- donaciones aportadas por la sociedad civil local-Chávez Garibay hace breves pausas en su relato; se detiene en las imágenes que le conmovieron durante su estancia y recorrido por el municipio más afectado por el terremoto.

“Viviendas, negocios derruidos por la fuerza del temblor. Una comunidad dañada materialmente, sin embargo- puntualiza César Chávez- pero aun moralizados por los apoyos oficiales y de la población civil”. El alcalde que vivió de cerca las secuelas de la fuerza de la naturaleza, en esta localidad situada en el estado de Morelos, no descarta regresar para observar como una comunidad se pone de pie ante la adversidad.

Sin afanes de oportunismos políticos, Chávez Garibay aclara que solo hubo un genuino gesto de solidaridad con las familias damnificadas; “detrás de esto, solo hubo la convicción personal de asistir a una localidad que se encuentra en una profunda crisis humanitaria y social, solo eso; estar un momento, con una población que requiere insumos alimenticios para sobrellevar su tragedia”.

Como un gesto que contrasta con el resto de los ediles de Michoacán, César Chávez, asume que habrá críticas por haber acudido a Jojutla; no obstante, asegura que ante un escenario tan desolador como en este municipio, “hay que estar ahí, para dimensionar el tamaño de la tragedia y el desaliento de una población que perdió prácticamente todo”.

El edil emanado del PRI, César Chávez Garibay, alcanzó una dimensión más allá del municipio que gobierna como Apatzingán, al haber acudido a una de las localidades de México más afectadas por el sismo. Consciente de que su decisión fue la correcta, Chávez Garibay, asegura que las fronteras políticas y territoriales desaparecen ante el desastre y el dolor de la gente.