En realidad, ¿Cómo fue el grito de independencia?.

Publicado en Pública el sábado 16, septiembre, 2017

 

Redacción/ ÁGORA PÚBLICA.

Como cada 16 de septiembre el pueblo de México se vuelca a un acto mítico del Grito de Independencia. Con la tradicional arenga rebelioncista, los mexicanos celebramos este día con profundo orgullo el inicio de la revolución independentista de 1810.

Aunque fueron 11 años de la búsqueda de la libertad y la independencia, la cual se consumó el 27 de septiembre de 1821, como cada año, en México se vitorean a los héroes que liberaron al territorio de la Nueva España del dominio de la colonia española.

De acuerdo con el historiador michoacano, Carlos Herrejón, autor del libro Hidalgo, Párroco e Insurgente, reconocido como uno de los grandes investigadores de la vida del insurgente Padre de la Patria, sostiene que las palabras del Cura de Dolores fueron las siguientes:

¡Hijos míos! ¡Únanse conmigo! ¡Ayúdenme a defender a la patria! Los gachupines quieren entregarla a los impíos franceses. ¡Se acabo la opresión! ¡Se acabaron los tributos! “Al que me siga a caballo le daré un peso; y a los de a pie, un tostón”.

Aunque oficialmente la arenga de la noche del Grito se vitorea a los héroes patrios, los presidentes de la República en turno, utilizan éste grito de batalla para colocar frases de acuerdo al contexto político de la nación.