Hay una sociedad atemorizada por la inseguridad: Padre José Luis Segura.

Publicado en Pública el lunes 12, marzo, 2018

 

El gobierno marginó a la sociedad en el tema de la seguridad, asegura.

Isidro Galicia/ÁGORA PÚBLICA.

La sociedad como un actor de reconstrucción del tejido social en Michoacán y Apatzingán, para el sacerdote José Luis Segura Barragán, afirma que a la sociedad civil le falta que se le quite el miedo, “en el fondo hay un temor a las represalias del crimen organizado y del propio gobierno”.

Sentado en la comodidad del restaurante de un hotel en el corazón de la tierra caliente de Apatzingán, el sacerdote Segura Barragán, asevera que al inicio del Plan Michoacán se instaló una Mesa de Seguridad para la región, “en un inicio los que integrábamos esas mesas, pudimos decir delante del gobernador (Silvano Aureoles) y del ex secretario de Gobernación (Osorio Chong).

Para el párroco en la comunidad de la Presa del Rosario, hoy los miembros de la Mesa de seguridad solo son acompañantes del gobierno, “antes los que integrábamos la mesa éramos coadyuvantes entre la sociedad y el gobierno”. Como un eje que articule una estrategia de promoción de pacificación en el Valle de la Tierra Caliente desde la sociedad, para José Luis Segura la sociedad se encuentra “atemorizada”, “a la sociedad le falta que se le quite el miedo”.

Según el sacerdote, hay temores de la sociedad por presuntas represalias de las células delictivas y del propio gobierno. “La desconfianza (de la sociedad), argumenta el padre, ha incrementado la inseguridad, por eso es complicado reunir a las personas con cualquier intención cultural, social y política se tiene miedo de lo que pueda pasar, ese miedo aísla a las personas”.

Para el párroco Apatzingán y la región de la tierra caliente se encuentra como la época de “los templarios”, “hace ocho días se registró una quema de vehículos e interrupciones de las vías carreteras, la delincuencia mostró su músculo, estamos igual que antes”. José Luis Segura advierte que la región terracalentana siguen los asesinatos, secuestros, expulsiones y éxodos forzados, así como la restricción económica.

En cuanto a la participación de la sociedad civil en la reconstitución del tejido social en materia de seguridad, Segura Barragán, asegura que es indispensable que el gobierno de Michoacán “no margine” a la sociedad en la tarea de promover acciones para concertar la paz social y la pacificación de la región. “es un actor indispensable (la sociedad civil), “ es el momento de la sociedad”, finaliza.