Inseguridad: la diáspora de la democracia Del 2008 al 2015 más de 312 millones de pesos en seguridad pública

Publicado en Pública el jueves 30, marzo, 2017

 

 

Redacción/ Ágora Pública

El gobierno de México del 2008 al 2015 invirtió más de 312 millones de pesos para la seguridad pública, de acuerdo al Atlas de Seguridad y defensa de México 2016, que, a pesar del incremento anualizado, la cifras por el fenómeno de la violencia e inseguridad no disminuyen en proporción del gasto público en la materia.

En el caso de los subsidios federales el Subsidio para la Seguridad Pública en Municipios (Subsemun), en éste mismo periodo, recibió más de 45 millones 120 mil pesos, de acuerdo a lo publicado por el Diario Oficial de la Federación. En todo caso, las inversiones millonarias para mejorar los índices en materia de seguridad en México, no ha propiciado mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, donde, al contrario, se sienten cada vez más inseguros.

De acuerdo a éste análisis del Atlas de Seguridad 2016, el cambio cultural desde el ámbito de la política, sería un gran paso para iniciar con la transformación y erradicación de la violencia en el país, más allá, del gasto en la materia, asuntos como la corrupción gubernamental, acentúa las cifras y los resultados se observan inoperantes.

Otro de los razonamientos ante las políticas fallidas en seguridad pública, de acuerdo al texto de las conclusiones del estudio, es quizá, la falta de policías municipales, estatales profesionales y confiables, a pesar de la inversión realizada. Un argumento más, “se ejecutaron programas de prevención social del delito, pero no se estableció un mecanismo para poder medir la efectividad de las medidas impulsadas”.

Y continúa “La ausencia de resultados y de rendición de cuentas real sobre estos recursos llevan a concluir el fracaso de esta tentativa, que se puede explicar por la corrupción de los sistemas político y administrativo, así como por el desvío de recursos a funcionarios públicos electos, autoridades de los aparatos de seguridad pública estatales y locales, así como a proveedores de bienes y servicio”.