La asonada que viene.

Publicado en Pública el jueves 4, octubre, 2018

En la imagen Coordinadores parlamentarios en la Cámara de Diputados en la develación en letras de oro del Movimiento Estudiantil de 1968.

Isidro Galicia/ÁGORA PÚBLICA.

Las medidas de austeridad como dogma político, empiezan a generar cierto malestar en algunos integrantes de la fracción parlamentaria de Morena.

Desde la instalación de la Legislatura federal, la coordinación del Grupo Parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional a cargo de Mario Delgado, ha sorteado “reclamos” de sus pares, pues al momento no se liberan recursos adicionales a las dietas de los legisladores, mismas que fueron aprobadas por la Junta de Coordinación Política.

Al momento, algunos diputados de Morena empiezan a impacientarse con el líder parlamentario, pues para solicitar una reunión con Delgado Carrillo deben agotar el filtro de dos y hasta tres personas, lo que complejiza en demasía concretar una reunión con el ex senador de la República.

Cabe recordar, que, en semanas pasadas, algunos legisladores de Morena exhibían que Mario Delgado distribuía las presidencias de las comisiones a un grupo político en particular y que obedecía a los intereses del propuesto secretario de Relaciones Exteriores en el próximo gobierno federal a Marcelo Ebrad Casaubon.

A poco más de un mes de iniciar los trabajos del Primer Año Legislativo, diversas voces manifiestan cierto enfado político con el líder morenista en la Cámara de Diputados, y en donde en sigilo se gesta una “rebelión” parlamentaria en contra del coordinador de Morena en San Lázaro.